24 Octubre, 2010 | RSS
Buscar
Inicio Saludo Biografía La opinión de... Normas del Foro Contacto
“El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla” Manuel Vicent
CATEGORÍAS

Las cuentas de Florentino

Reproducimos el artículo publicado en la edición del 31 de mayo de 2010 en el diario El Mundo

EL RUEDO IBÉRICO
CARLOS TORO

Las cuentas de Florentino


Mourinho toma hoy oficialmente las riendas técnicas del Madrid. Florentino había anunciado su fichaje días antes con el tono fúnebre de quien está reconociendo un fracaso más que pronosticando un éxito. Después de todo, el fracaso del Madrid ha sido real, mientras que el éxito es sólo una hipótesis y, como tal, tejida con materiales bellos pero volátiles.
Mourinho es la última bala de Florentino, víctima de un fallido megaproyecto societario y personal, un modelo propio que debe ser revisado y corregido hasta su triunfal implantación o su abandono definitivo por deportivamente incierto y económicamente discutible, si no ruinoso. La última bala, la última carta, la última carga, envueltas en una imprecación y una plegaria. Un gesto audaz y desesperado, entre racional y supersticioso, en medio del rechazo mayoritario de la afición al despido de Pellegrini y la contratación de Mou.
Mientras Florentino estaba reunido con su Junta Directiva preparando el anuncio del fichaje, Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, impugnaba las cuentas de ACS correspondientes al ejercicio 2009. Annus horribilis para Florentino. Iberdrola posee 20.000 acciones y un 0,0064% del capital de ACS. Poca munición, pero la suficiente como para autorizar a la eléctrica a figurar en la Junta de Accionistas de la constructora. Por ende, Galán ha presentado, ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid, una demanda de juicio ordinario contra ACS, cuyas cuentas, según él, «contienen numerosas infracciones de la normativa vigente y no muestran la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados del grupo constructor».
Ya nos gustaría saber cuál es la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados del Real Madrid. De la deuda, para entendernos. La del Barça es, según Sandro Rosell, de 489 millones de euros. La ya ingente del Madrid se va a incrementar con las nuevas contrataciones, cuya rentabilidad deportiva está por ver, porque ni Mourinho ni nadie puede garantizar el futuro, ni siquiera el inmediato. La económica es, sencillamente, imposible. Y menos en un escenario de crisis generalizada. ¿O es que por ventura el Madrid es la única entidad, empresa u organización inmune a sus rigores y secuelas? Mucho nos tememos que el club, si no rectifica pronto, acabe reflejándose en el espejo de esta España deficitariamente insostenible.
Quizás Obama debería llamar a Florentino.

1 Comentario

  1. Yo creo que Florentino lo que quiere es dejar el madrid en una situación en la que se obligue a convertirla en sociedad anónima o llegar a un extremo que se tenga que producir algún pelotazo inmobiliario o recalificación o incluso la venta del bernabéu… Es algo que la gente no se plantea pero está ahí, como narices se pagan cientos de millones de euros en fichajes y sueldos de jugadores que no han ganado títulos, de superestrellas estrelladas… Todo empezó con la malventa de Robben y culminó con el despido de Pellegrini. El madridismo está atontao y manipulao por las mentiras del marca y los medios afines a florentino

Comentar

Moderación activada. No es necesario volver a enviar su comentario.