9 Mayo, 2013 | RSS
Buscar
Inicio Saludo Biografía La opinión de... Normas del Foro Contacto
“Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada” Oscar Wilde
CATEGORÍAS

Este difamador será juzgado por injurias graves y calumnias el lunes 5 de marzo

El próximo Lunes día 5 de Marzo a la 11 horas, un difamador apellidado Abellán, de nombre Jose Antonio, se sentará en el banquillo del Juzgado de lo Penal nº 24 de Madrid, situado en la calle Julián Camarillo de Madrid, para ser juzgado por los delitos de injurias graves y calumnias con publicidad.

Este personaje que destinó más de 2 años a insultar, mentir y difamar a Ramón Calderón debe rendir ahora cuentas ante la justicia de sus atropellos, desmanes y agresiones verbales. Entre otras “hazañas” de este valiente hay que reseñar que difundió con todo tipo de detalles el contenido de unos extractos bancarios falsos, que además colgó en la página web de la emisora de los obispos, acusando a Calderón de haber utilizado unas supuestas e inexistentes tarjetas de crédito del Real Madrid para gastos particulares. Y como ello no era suficiente lo adornó, para hacer más daño, explicando que esos gastos consistían en pagos de copas en discotecas, masajes eróticos y clases de golf. Todo muy propio de un canalla que vive de hacer daño a los demás y de lo que se siente orgulloso.

Por estos mismos hechos ya fueron juzgados, y condenados, dos delincuentes que se hacen llamar Carbajosa y Alcaide a quienes animó y protegió en su actitud delictiva un amoral llamado Pedro Jose Ramirez, director del periódico en el que las difamaciónes y las calumnias fueron publicadas para dar gusto a quien bien se lo paga.

Por estos delitos el disc-jockey se enfrenta a una posible pena de 2 años de cárcel y a indemnizar a Calderón con la cantidad que se determine por los perjuicios causados.

Por desgracia, sea cual fuere el resultado del juicio, es evidente que la reparación llegará tarde y será insuficiente, porque los que actúan como este desaprensivo saben bien que de la calumnia siempre queda algo y que el ofendido por las falsas noticias nunca podrá ser recompensado del daño personal, social y familiar sufrido.

Comentar

Moderación activada. No es necesario volver a enviar su comentario.