9 Mayo, 2013 | RSS
Buscar
Inicio Saludo Biografía La opinión de... Normas del Foro Contacto
“No hay legado más valioso que la honradez” Miguel de Cervantes
CATEGORÍAS

Juicio contra unos asesinos de reputaciones

 

Tendrá lugar el próximo miercoles, 13 de Julio, a las 10 horas en el Juzgado de lo Penal nº 9 de Madrid, por uno de los delitos de injurias y calumnias con publicidad de los que están acusados por haber publicado unos documentos falsificados y haberme acusado, también falsamente, y a sabiendas, de haber utilizado indebídamente dinero ajeno.

Los que se sentarán en el banquillo, y se exponen a ser condenados a una pena de un año y seis meses de carcel, son dos simples, y poco valorados esbirros. Es tan poca su categoría y reconocimiento por parte del resto de la banda que, después de muchos años de profesión, todavía no les permiten, no saben, o no se atreven, a trabajar cada uno por su cuenta; siempre actúan por colleras, y firman en pareja sus noticias.

Pero, al igual que ocurre en el mundo del hampa, el que diseña la estrategia y ordena los crímenes no suele mancharse las manos de sangre y se quedará en su despacho, les deseará suerte y les proporcionará el abogado. Su coste y la responsabilidad civil correrá por cuenta de las maltrechas arcas de los dueños italianos de la empresa a la que representa, y a la que ha colocado al borde de la ruina.

Hasta la fecha, las víctimas de los medios que dirige el desalmado personaje se cuentan por decenas. Los hay ilustres cómo Emilio Botín, Cesar Alierta o Felipe González, personajes populares como Marta Domínguez, y también ministros, policías, jueces, magistrados y empresarios. La forma de ejecutarlas es muy variada; actúa siempre con premeditación y alevosía y utiliza, desde el tiro de la calumnia en la nuca y a bocajarro, hasta la puñalada trapera de la injuria y la difamación, mintiendo o alterando la verdad. Y siempre procura que el daño que causa de forma consciente, deliberada e interesada, deje una huella indeleble en las victimas y en su entorno. Es su sello, su tarjeta de visita y la garantía del éxito.

Gracias a la forma de ejercer su profesión y a los métodos utilizados, se ha hecho multimillonario y es temido por todos los sectores de la economía, la política y la sociedad en general. Para lograrlo no le ha importado maltratar y abandonar, en el camino, a numerosos amigos y compañeros que se dejaron la piel por ayudarle y defenderle, como Alfonso Rojo o Melchor Miralles. A los dos les engañó de forma miserable, económica y profesionalmente, a pesar de que, sin un duro, y sin  trabajo ni sueldo asegurado, abandonaron Diario 16 por solidaridad con él y para embarcarse en un incierto proyecto. El último de ellos fué, además, uno de los dos que le acompañaron, hasta el amanecer, la noche del estreno de la poco exitosa película porno que protagonizó de forma involuntaría; rozando después la legalidad para ayudarle a minimizar las consecuencias de su nefasta interpretación.

El apoyo, ánimo, cariño y ayuda incondicional de Melchor, durante meses, para que superara el escándalo provocado por su papel en el abyecto y repugnante guión, del que unos delincuentes le grabaron unas escenas, mientras vestía un corpiño rojo como atuendo, y en el que, entre otras lindezas y depravaciones, participaba en una cata y degustación de la orina de su compañera de reparto, lo pagó con el olvido y el desprecio con el paso del tiempo, hasta terminar, después de 30 años de unión, con un despido telefónico.

Estas y otras actuaciones, que son propias de una mente enferma y pervertida, y su amoral conducta, no le han impedido evangelizar, durante años, desde el púlpito de la emisora de la iglesia católica, en el periódico que dirige, y desde cualquier tribuna que se le ofrece, cuando la mínima dignidad aconsejaba el suicidio.

Espero que la justicia actúe en la forma adecuada y falle sin fallarnos, ni a mi ni a mi familia, para que este asesinato que se perpetró contra mí reputación, en el panfleto que dirige, no quede impune.La satisfacción será mínima porque, como era su objetivo, el daño ya está hecho, pero me quedará el consuelo de que los criminales quedarán identificados y el delito acreditado, condenado y sancionado.

Asumo que, a partir de ahora, después de no haber aceptado el chantaje informativo que me propusieron y si, además, la sentencia es condenatoria, pondrá en marcha una campaña difamatoria todavía más furibunda, si cabe, que la que ya he sufrido. Veremos hasta donde es capaz de llegar con su maldad y su poder y, cuanto tiempo soy yo capaz de resistir su acoso e influencias. Se admiten apuestas. 

 

A continuación puedes consultar

todos los documentos sobre la trama

 

En una durísima e insólita resolución ( cuya conclusión reproducimos mas abajo) la Federación que agrupa a todas las Asociaciones de Periodistas de España condenó, al diario El Mundo, y a los periodistas Carlos E. Carbajosa y Jesús Alcaide por, citamos textualmente:

-No respetar la verdad

-Publicar material informativo falso

-Informar falsificando documentos

-No cumplir con el deber de contrastar la verdad

Esta Resolución de la Comisión de Deontología de la citada Federación, ha sido dictada tras instruir un expediente con audiencia de los interesados, como consecuencia de la denuncia formulada por Ramón Calderón ante la publicación de una noticia en la que el citado medio de comunicación le acusaba de haber utilizado unas supuestas tarjetas de crédito del Real Madrid para pagar gastos personales entre los que hacía referencia a clases de golf, masajes, copas en varios establecimientos y honorarios de un veterinario.

Adicionalmente, y en el ámbito judicial, el Juzgado de Instrucción nº 10 de Madrid, en el Procedimiento penal nº 1449, después de llevar a cabo la instrucción pertinente sobre los hechos denunciados, con audiencia de los querellados, y después de practicar las pruebas propuestas, ha dictado un Auto, de fecha 25 de Febrero, por el que acuerda abrir Juicio Oral contra los periodistas Carbajosa y Alcaide, autores materiales de la noticia, y contra el periódico El Mundo, como responsable de la publicación, por los presuntos delitos de calumnias e injurias, cometidos contra Ramón Calderón.

Los delitos perseguidos llevan aparejadas penas de prisión de hasta dos años y multas complementarias, además de la consiguiente indemnización por el perjuicio causado al ofendido.

A continuación reproducimos los documentos originales que acreditan el atropello al que Ramón Calderón fue sometido: (Pulsa sobre la información que quieras reproducir o descargar)

.- Noticia publicada por el diario El Mundo

.- Resolución completa de la Federación de Asociaciones de Periodistas

.- Certificación del Banco Gallego negando existencia de la tarjeta

.- Certificado de Banesto confirmando que los movimientos que aparecen en la tarjeta no se corresponden con ninguno efectuado por Ramón Calderón o el Real Madrid.

.- Certificados de los establecimientos señalados, negando la existencia de los movimientos que aparecen en las presuntas tarjetas de crédito

.- Certificado del Director General Ejecutivo del Real Madrid negando la existencia de tales movimientos bancarios en la contabilidad el Club.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Escucha a Eduardo Inda, director del diario Marca, periódico del mismo grupo editorial que El Mundo, reconocer públicamente la mentira de sus compañeros:

http://ramoncalderon.org/?p=12

También puedes ver aquí cómo una prestigiosa web del sector de la comunicación, Pr noticias, se hizo eco de la información, con todo lujo de detalles:

http://www.prnoticias.com/index.php/component/content/article/559/10030067-resolucion-fape-abellan-vulnera-el-codigo-deontologico

3 Comentarios

  1. Cuando te echan tanta mierda……..siempre queda algo…..limpio no se va uno….aunq el verdadero artifice de la trama te lo reservas xq lo conoces muy muy pero que muy bien….alguien q puede manipular a Pedro J.

  2. Uno q pasaba x aki

    La verdad que Pedro J. Ramírez me ha decepcionado leyendo las cosas que ud narra sr. Calderón, y no por el hecho del video que le hicieron, sino por los sucesos que posteriormente narra. Dejar tirado a un amigo, a álguien que estuvo a su lado en los momentos difíciles, es imperdonable.. A mi Pedro J me parece un tipo brillante en lo periodístico, pero estoy seguro de que ese señor algún día, mirando para sí dentro se arrepentirá de muchas cosas.. Lo que no entiendo es que siendo un periodista brillante hubiera confiado en Eduardo Inda para ponerlo al frente de Marca. Pero bueno, él sabrá.

    Don Ramón, utilice sus mejores armas en el juicio, su mejor hacer y confíe en el derecho y si no le dan la razón, recurra, aunque tenga que acabar álguien expedientado o apartado de su cargo por prevaricación. No permita que aquellas mentiras y acusaciones queden impunes

    Ánimo

  3. Ramon , aunque viendo las pruebas , no la necesita , le deseo mucha suerte y que por lo menos su honor y el de su familia se limpie de estos ……… prefiero no escribir lo que pienso de ellos

Comentar

Moderación activada. No es necesario volver a enviar su comentario.