24 Octubre, 2012 | RSS
Buscar
Inicio Saludo Biografía La opinión de... Normas del Foro Contacto
“Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada” Oscar Wilde
CATEGORÍAS

Ver para creer

No gana uno para sorpresas.

Si no lo veo no lo creo

Lo dijo uno de los apostoles y lo mismo he pensado yo cuando he sabido que la cadena de los obispos, que dió amparo, cobijo y cobertura, durante años, a un golfo, sinvergüenza y desalmado personaje llamado Jose Antonio Abellán, utiliza ahora, como una de las pruebas para argumentar la procedencia de su despido que, entre otras fechorías, (grabaciones inconsentidas y manipuladas a todo el mundo, incluidos directivos de la cadena) participó, a sabiendas, en la difusión de una información falsa y, presuntamente elaborada por él, o por su entorno, de unos extractos falsificados de una tarjetas de crédito del Real Madrid que el disc-jockey proclamó, a bombo y platillo, que habían sido utilizadas por el presidente del club para gastos privados.

Conocían a la perfección su forma de actuar y sus proceder delictivo y, por la razón que ellos conocerán, lo consintieron y permitieron, en mi caso, durante casi tres años. De ello fueron advertidos por mi, que comuniqué, personalmente al Cardenal lo que estaba ocurriendo y envié, igualmente, en Febrero 2.007, la carta que reproducimos más abajo, despues de aguantar seis meses de calumnias contra mi familia y contra mi, lo que sin duda les importó un bledo. Los hechos referentes a las tarjetas de crédito tuvieron lugar a final de 2.008 dentro de una campaña de difamación permanente y continuada, hasta el punto de haber dedicado 357 programas con ataques salvajes. Es decir que el atropello no fue un hecho aislado ni puntual e, insisto, nada hicieron los responsables de la cadena (La Conferencia Episcopal) para evitarlo.

Claro que teniendo en cuenta que, según nos vamos enterando, algunos mienbros de esta modélica Institución han estado haciendo “la vista gorda” u ocultando durante años, numerosos casos de pederastia, este asunto es evidente que fue una nimiedad para ellos.

Además, tienen la gran suerte de que sea cual fuere la resolución de su pleito, las consecuencias económicas no las sufriran los orondos prelados responsables de lo ocurrido. Los paganos serán, una vez más, los pobres y sufridos fieles que, de buena fe, e ingenuamente, siguen colaborando con su aportación, a través de su declaración de la renta, o con sus contribuciones diversas quienes, sin saberlo y sin que les pidan su consentimiento, harán frente a la compensación que pueda recibir este desaprensivo, como ya lo hicieron con respecto a la muy generosa remuneración que recibía anualmente- mas de un millón de euros- por mentir, difamar y calumniar a diestro y siniestro.

Pido perdón por anticipado pero, por una vez, y sin que sirva de precedente, casi hasta me alegraría de que, en esta película, acabe ganando el demonio.

(Volvemos a reproducir la carta enviada por Ramon Calderón a la Cadena Cope, que los obispos supongo utilizaron para limpiarse sus lustrosos traseros).

Carta enviada por Ramón Calderón a la Cadena COPE

6 Comentarios

  1. Si es así, entiendo sus motivos de tremenda sorpresa y enfado ; Lamentablemente los comportamientos de los rectores no es en muchos casos como quisiéramos ,

    Eso si , el diablo que no gane nunca ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  2. Alejandro (Las Tablas)

    Ramón:

    Tienes toda la razón. En mi opinión, no te pasas ningún pueblo denunciando la conducta de los gestores de la Cope.
    Al igual que tú, soy católico practicante y eso no impide censurar comportamientos como los de Abellán, Losantos o los del fallecido Antonio Herrero.
    Se trata de ejemplos de personas amorales carentes de cualquier sentido de la equidad.
    Un abrazo
    Alejandro

  3. Lo supo porque yo mismo, personalmente, se lo comuniqué.
    Me contestó que había que respetar la libertad de expresión.
    Soy católico practicante y por eso precisamente me indigna más lo ocurrido.
    un abrazo

  4. Ramon . la Cope tenía entonces presidente ;coronel de palma (Laico) y Consejero delegado Perez del puerto (Laico) a quienes el DJ ha dirigidos sus denuncias e ira ¡¡¡ comparto con Adolfo que la Santa Madre Iglesia esta muy por encima de ellos que son quienes debieron actuar y seguramente quienes ahora se defienden a través tuyo , pero Ramón la iglesia católica representa a mil millones de fieles , y creo que tendrá fallos como muchas instituciones pero creo estar convencido que su ilustrísima Rouco desconocía lo que te ocurría , como se que eres Católico y creyente una aclaración no vendría mal , Un Abrazo

  5. Querido Adolfo:
    Agradezco que leas mi página y lamento que te haya ofendido el contenido del artícuo, lo que entiendo es una consecuencia de tu arraigada fe en la iglesia Católica.
    No viene al caso discutir en un correo esta cuestión pero, en primer lugar, debo decirte que, como creyente y educado en la fe católica, no me siento en absoluto representado por los actuales rectores de la Iglesia, ni tampoco creo que esta sea precisamente la Iglesia que Jesucristo quiso fundar, ni la caridad de la que hablas en tu correo se evidencie en conductas como la que yo denuncio pero, como digo, es algo muy personal y respeto a quienes así no opinen.
    En segundo lugar me gustaría saber cual sería tu reacción si, en el futuro, esta u otra organización religiosa, que se dice representante de Dios en la tierra, funda una empresa en la que emplea a una persona que difama, calumnia y ofende gravemente a tu mujer, a tus hijos y a ti mismo.
    Y, a pesar de conocer lo que está ocurriendo, no actúa ni le importa que así sea. Y, para mayor escarnio, sí lo hace cuando teme que sus derechos puedan verse afectados.
    Un abrazo

  6. Adolfo de la Torre

    Hola Ramón,creo que eres consciente que te has pasado siete pueblos con las descalificaciones a la jerarquía de la Iglesia fundada por Jesucristo. Estilo un tanto chabacano que no se corresponde con el buen nivel ético y estético de otros artículos.Primero caridad y después justicia.Un abrazo

Comentar

Moderación activada. No es necesario volver a enviar su comentario.