3 Mayo, 2013 | RSS
Buscar
Inicio Saludo Biografía La opinión de... Normas del Foro Contacto
“El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla” Manuel Vicent
CATEGORÍAS

Carta abierta a Pedro Jose Ramirez

Estimado Ramírez:

Fuimos, los dos, unos auténticos privilegiados, porque tuvimos la suerte de estudiar en uno de los Centros Universitarios más completos y con más prestigio de España. En el, como bien conoces, se persiguen dos objetivos fundamentales: proporcionar a los alumnos un elevado nivel académico e inculcarles principios y valores morales que les ayuden a ser un ejemplo para la sociedad en la que se integren.

Por eso, estoy absolutamente seguro de que es imposible que en la Escuela de Periodismo de la ejemplar Universidad de Navarra te enseñaran o transmitieran la maldad, la amoralidad y la falta de ética que destilas, diariamente, en el ejercicio de tu profesión.

Parece claro que lo tuyo “lo traías de fábrica”.

He tenido, como tantos otros, la desgracia de padecer tu peculiar y muy “sui generis” forma de entender la libertad de expresión que utilizas solamente para satisfacer tus intereses personales, dar rienda suelta a tu vanidad y amedrentar a quienes no se pliegan a tus demandas. Y si, para cumplir tus objetivos, tienes que mentir o traicionar, no te andas con remilgos.

Es imposible que enumere, en esta carta, todos los casos en los que, desde el inicio de la campaña electoral del Real Madrid, en Mayo de 2006, y por razones que ambos conocemos, los diarios que diriges nos han agredido gravemente a mi familia y a mí, con falsedades y calumnias incluidas, algunas de ellas condenadas como delictivas por los Tribunales de justicia.

Hace unos dias, haciendo gala de la forma en la que entiendes el rigor y la veracidad en la información, has vuelto a las andadas. Contando con la inestimable colaboración de Inda-Macario, has convertido en un nuevo ataque y agresión personal, la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid, favorable a mis intereses, que ha ordenado el archivo de un caso en el que habías puesto todas tus esperanzas para terminar con éxito tu cacería y conseguir mi definitiva lapidación social que iniciaste, hace tiempo, publicando varias portadas y artículos difamatorios que anunciaban, a bombo y platillo, penas de cárcel de hasta 9 años.

Como no podía ser de otro modo, siguiendo tu habitual proceder, y para tapar tus vergüenzas anteriores, has vuelto a mentir a tus lectores, confundiéndoles con el viejo truco del titular engañoso y de la verdad manipulada. Como bien sabes, pero no te interesa contarlo, los votos por correo de aquellas elecciones fueron anulados con anterioridad a este proceso, sin que las posibles irregularidades, denunciadas por mi, y cometidas por otros, tuvieran incidencia alguna en el resultado final.

Pero lo realmente sorprendente es que hayas querido atacar la Resolución exculpatoria por no haber aceptado, como prueba, un video manipulado, adulterado y grabado con cámara oculta.

Llama poderosamente la atención que seas precisamente tú quien defienda esa tesis cuando fuiste una víctima de la utilización de ese método y, por ello, perseguiste a los delincuentes que grabaron, fraudulentamente, imágenes de tu vida privada, que supusieron una convulsión en la opinión pública y te causaron graves problema personales y conyugales.

Conociéndote, comprendo tu frustración y tu desilusión por esta mala noticia para tus intereses, porque te ha dejado como, al parecer, en aquel video que te grabaron, “con el culo al aire”.

Lo que lamento es que los profesores de mi querida Universidad se sentirán muy decepcionados si llegan a saber que has vuelto a recurrir a una de las máximas del mal periodista -que siempre te aconsejaron evitar- al no haber querido publicar la verdad porque te estropeaba la, para ti, buena noticia, que llevabas tres años anunciando.

Empecinado en el acoso, tus acólitos te han traicionado y tú, además de defraudar a tus mentores, has perdido la memoria y quizá hasta la cabeza.

1 Comentario

  1. Hace tiempo que Pedro José ha olvidado lo que aprendió allí: es obvio y patente y pos supuesto conocido ampliamente en esa Universidad

Comentar

Moderación activada. No es necesario volver a enviar su comentario.